las autoras del blog Salud y Retina

Bienvenido/a Visión Profesional

Una oftalmóloga, una rehabilitadora visual, una trabajadora social, una psicóloga. Entra y descubre un espacio donde la visión profesional está enfocada en los temas y aspectos que más te pueden interesar y ayudar en tu día a día con la DMAE.

LEER MÁS

Importancia del control glucémico y tensional en la evolución del edema macular diabético

30 jun

El edema macular diabético forma parte del amplio espectro patológico causado por la diabetes mellitus, en sus dos tipos, aunque con más prevalencia en el tipo 2. Este edema, además, constituye la causa más frecuente de déficit visual en pacientes con afectación retiniana secundaria a diabetes (retinopatía diabética).

La retinopatía y el edema macular diabéticos, son consecuencia de un daño en los vasos sanguíneos microscópicos que se cree debido a una exposición de estos a niveles elevados de glucemia durante extensos períodos de tiempo. Se producen a nivel de la pared vascular, una pérdida de los pericitos (células de sostén) y un engrosamiento de la membrana basal. Estos cambios van a favorecer tanto la oclusión de esta microvascularización, como la falta de irrigación de los tejidos. A nivel macular, este fallo de la pared vascular, produce una extravasación dando lugar a un aumento del espesor por acumulación de fluido, con la consecuente afectación en el campo central de la visión.

Hay numerosas anomalías sanguíneas y bioquímicas asociadas a la prevalencia y la severidad de la retinopatía diabética y el edema macular diabético. Entre otros un incremento en la agregación plaquetaria y de los hematíes, niveles anormales de hormona del crecimiento, hiperregulación del factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF) e inflamación local y sistémica. No obstante la manera en que estos factores influyen es desconocida.

Estudios clásicos de gran importancia evaluaron la manera de prevenir la aparición de retinopatía y edema macular diabético. Por ejemplo el DCCT (Diabetes Control and Complications Trial) y el UKPDS (United Kingdom Prospective Diabetes Study), encontraron que un control intenso de los niveles de glucemia en sangre  reducían la progresión de una retinopatía y edema macular ya existente y disminuían la probabilidad de padecer retinopatía de inicio. Además el DCCT demostró que el buen control metabólico redujo la progresión a formas proliferativas de retinopatía y también la necesidad de aplicar láser en los pacientes diabéticos.

Por su parte la Hipertensión arterial (HTA), siempre que esté descontrolada durante largos períodos de tiempo, está asociada a progresión de la retinopatía diabética y evolución del edema macular diabético. Con lo cual su estricto control es crucial en este tipo de pacientes. Además de los niveles glucémicos y la HTA encontramos otras situaciones que se han asociado a un empeoramiento de la afectación ocular diabética, como el embarazo, la enfermedad arterial oclusiva a nivel de las carótidas, la afectación renal avanzada y la anemia.
Como conclusión remarcar que no sólo contamos con buenos tratamientos hoy en día para los pacientes con retinopatía diabética, sino que también conocemos los factores sistémicos a controlar para poder prevenir en estos casos. No obstante este control viene definido por la necesidad de contar con un buen cumplimiento terapéutico por parte de los pacientes.


Bibliografía

The effect of intensive treatment of diabetes on the development and progression of long-term complications in insulin-dependent diabetes mellitus. Diabetes Control and Complications Trial Research Group. N Engl J Med.1993;329(14):977-86

L.ES.MKT.01.2016.0763